Educacion Física al 100%











La inactividad física es por lejos uno de los factores de riesgo mayores para el aparato cardiovascular. La vida sedentaria aumenta los factores lipídicos y no lipídicos del llamado “síndrome metabólico” y puede entrañar riesgo para el funcionamiento cardíaco y la irrigación coronaria.

En cambio, la actividad física regular (especialmente aeróbica: trote, caminatas, remo, natación, ciclismo), tiene los siguientes beneficios:

  • Reduce el peso corporal al gastar calorías lo que permite “mantenerse en línea”

  • Disminuye las ansias de fumar

  • Aumenta el colesterol HDL (“colesterol bueno”)

  • Reduce las lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL) y en algunas personas también podría reducir el colesterol LDL (“colesterol malo”) y los triglicéridos (otro de los lípidos –“grasas”- de la sangre)

  • Puede reducir la presión sanguínea por lo que es muy útil en hipertensos

  • Reduce la resistencia insulínica lo que implica una ayuda para los diabéticos

  • Mejora la tolerancia a la glucosa (en otras palabras: bajan la glucemia, lo que ayuda especialmente a los diabéticos), abren las colaterales de las coronarias lo que previene o minimiza los problemas cardíacos, mejora los estados de ánimo (por ello es útil para los deprimidos) y si se hacen de mañana mejoran el sueño y las erecciones nocturnas.

  • Tiene una favorable influencia en la función cardiovascular

  • Mejora la circulación colateral coronaria (lo que reduce el riesgo cuando se llega a taponar un tronco coronario principal)

  • Activa la circulación periférica

  • Mejora los estados de ánimo (probablemente por liberación de endorfinas y neurotransmisores) lo que destaca su utilidad en cuadros depresivos

  • Reduce los niveles de estrés

  • Evita o disminuye innecesarios gastos sanitarios (medicaciones, cirugías, estudios, etc).



{mayo 11, 2007}   Hello world!

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!



et cetera